Tarta Pocoyó y Eli

image_pdfimage_print

Es una tarta especial del personaje ya conocido por los más peques de la casa, se trata de Pocoyó. Como pueden imaginar, esta tarta es para un niño pequeño; por lo tanto, el personaje era la clave de todo el diseño.

El diseño de esta tarta es básico, se trata de poner a Pocoyó en la cima de la tarta y, además, agregar a su amiga elefante rosa Eli. Para ello planifiqué mucho el tamaño de esta tarta. Como era especial, quería que impactara en la mesa dulce de un niño que adora estos personajes, así que Pocoyó era la base de todo su tamaño.

El mundo de este dibujo es un escenario de colores básicos que, sobre un fondo blanco, resaltan mucho. Por eso, quise que la tarta fuera blanca con detalles en los colores de los dibujos, además de añadirle una escena de naturaleza de un episodio donde estan los amigos pájaros, la verdad es que no me sé los nombres.

Pocoyó

Bueno, tengo que reconocer que Pocoyó parace fácil porque es un dibujo muy sencillo y, por eso, hacerlo en 3D es un reto para que quede sin ningun desnivel raro ni tenga errores lineales. Al ser tan básico necesita mayor perfección. El reto era el tamaño grande, así que hay que usar relleno de corcho para que no supere el peso y poder evitar que sobrecarge la tarta.

Allá vamos: usé una bola de corcho, la corté por los laterales, y fui añadiendo masa para formar la cara de color piel, de ahí se puede agregar el gorro, cubriendo con fondant azul, añadir las orejeras y dejar secar. Cuando haya secado le clavamos un palillo de madera en la base de la cabeza (más adelante lo pueden ver).

El cuerpo es más pequeño que la cabeza, por eso usé un rollito de corcho, y luego forré con fondant azul. Además, lo dejé con la base sobre la mesa para dejar esa postura definida de estar sentado, añadí el detalle del colgante amarillo.

Aprovechamos el adorno del colgante/cremallera para colocar también la cabeza.

Hice las piernas con dos rollitos de fondant azul, formé los pies muy sencillos doblando un poquito la punta, junté al cuerpo para ver el tamaño adecuado y dejé secar.

Repetimos unos rollitos para hacer los brazos, pero esta vez en la punta gruesa ponemos una manita con cuatro dedos como tiene ese dibujo (tal cual). Y ahora toca hacer los detalles de la cara y lo tendremos listo. Ponemos ojos, nariz y boca, además de unir las piezas con palillos de madera para poder dejar el topper entero. Lo dejé secar apoyado sobre un corcho.

Eli

Es un personaje mucho más complejo porque hay que adivinar lo que lleva y qué postura ponerle, ya que tiene muchas. Así que empecé por hacer la cabeza igualmente con un relleno, esta vez de una bola de papel de aluminio. Forramos con fondant de color rosa.

Las piernas son dos rollitos de fondant. Cortamos en diagonal y le hacemos la forma deseada, esta vez una pierna estirada y una doblada.

La cabeza es un poco confusa: algo triangular pero redonda, la colocamos sobre el cuerpo pero con un palillo, hacemos la nariz con un rollito pequeño, doblamos y colocamos en la cara, dejamos secar.

Los brazos los hacemos como las piernas, pero más delgados, le ponemos la postura que deseamos y lo unimos al cuerpo con un palillo pequeño.

Las orejas son dos medias lunas grandes pero van alrededor de la cabeza. Para eso tomamos más o menos las medidas de la cabeza, cortamos y colocamos en la cabeza pero un poquito de pegamento comestible.

Añadimos los detalles, la mochila. Son formas sencillas: un cuadrado y dos tiras alrededor de los brazos, pero tened mucho cuidado al colocarlo sobre el cuerpo. También ponemos los ojos, son dos rollitos muy finos en forma de C por encima de la nariz.


Una vez esten listos los toppers podemos hacer la tarta y montarla.

Hacemos dos tartas: dos tamaños, uno de 15 cm y otro de 20 cm, son de bizcocho  chocolate blanco con relleno de mousse chocolate y cobertura de chocolate. Montamos las tartas cubrimos con fondant blanco y alisamos bien.

Al tener dos niveles, vamos a crear una escena de los dibujos en la parte inferior y la superior con confeti de colores.

Uní los niveles con palillos de cakepops y le puse refuerzo con trocitos de fondant húmedo para pegar y evitar que se mueva.

La tarta inferior, la decoré con semicirculos de color verde para simular arbustos del paisaje de la escena, además me inspiré en un árbol con su pájaro amigo, de líneas sencillas, así que me fijé en imagenes de internet así que hice el árbol en plano y luego coloqué en la parte de abajo de la tarta de 20 cm. La tarta superior la decoré con semicírculos en color azul para seguir con el patrón inferior. Luego añadí pedacitos de fondant en forma de confeti de colores, además de virutas, que hice con fondant fresco y dejé secar en un palillo; luego, al secar, tiene la forma rígida deseada de virutas.

Formé tres rectángulos de colores y puse el número 2 como para señalar la edad, así de sencillo con el estilo de Pocoyó.

Coloqué los toppers: el Pocoyó grande tiene un palillo que lo clavé en la parte superior, así se puede asegurar que no se va a mover, además coloqué a Eli en la parte inferior.

Así queda la tarta terminada, parece muy sencilla como siempre, pero puedo asegurar que se tarda un tiempo en preparar todo. Sencilla, pero bonita; y es lo que importa para celebrar y sorprender.

 

 

Así empezamos este año, con una super tarta fondant, quizá voy lento publicando pero he decidido ir a mi propio ritmo sin prisas para no hacer por hacer. Espero que lo comprendan, siempre lo explico para no causar decepción o incomodidad en esperar algo regularmente pero prometo seguir con mi blog publicando todas mis tartas creadas con amor a la brevedad posible.

Nos vemos en un próximo post, ¡Besitos!

Pueden ver más fotos en Tartas Fodant >> Tarta Pocoyo y Eli

 

 

 

 

0
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.