Bizcocho volteado de piña

image_pdfimage_print

Esta receta es un clásico, también conocida como “volteado de piña”, es un bizcocho super húmedo y jugoso por el caramelo y la piña. Al tener fruta todo el bizcocho es húmedo, por eso es uno de mis preferidos.

El sabor es riquísimo y pega muy bien con el caramelo, ya que la piña tiene un toque ácido y frutal, por eso le pega muy bien. El bizcocho se puede mantener al ambiente sin necesidad de refrigerar, al menos así no se enfría demasiado el caramelo y no endurece, a temperatura ambiente siempre se mantiene jugoso por 2 o 3 días, además seguro que dura muy poco por lo rico que es jiji.

Aquí va la receta…

Para el bizcocho:

  • 120 gr de mantequilla sin sal
  • 3 huevos
  • 180 gr de harina
  • 150 gr de azúcar moreno / mascabado
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 50 ml de leche
  • 100 ml de zumo de piña
  •  6 rodajas de piña

Para el caramelo:

  • 100 gr de azúcar
  • 30 ml de zumo de piña
  • 30 gr de mantequilla

Precalentar el horno a 180ºC.

Necesitamos una lata de piña en su jugo, aunque en realidad se necesita la mitad de una lata para poder sacar el zumo y la piña necesaria para la receta, pero también venden latas más pequeñas, la que usé era una grande 450gr.

Separamos las rodajas, las cortamos por la mitad para que entre en el molde,  y el zumo que necesitamos, si nos sobran rodajas podemos cortamos algunas en trozos pequeños.

Empezamos por hacer la masa del bizcocho, no usé más que un batidor de globo de mano sin usar electricidad jiji, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar.

Agregamos los huevos uno a uno mientras removemos hasta integrar, además añadimos la harina con el polvo de hornear.

Añadimos los líquidos, primero el zumo de piña, removemos bien, y luego la leche.

Finalmente le ponemos un poco de trozos de piña (fueron de 2 rodajas de piña que me sobraron) o pueden omitir esto si gustan.

Ahora es el momento del caramelo, sólo necesitamos poner el azúcar, el zumo de piña y la mantequilla todo junto a fuego medio hasta que se vuelva de un color dorado.

Vertemos el caramelo en el molde, agregamos la piña en mitades las acomodamos una tras otra, y agregamos la masa del bizcocho.

Horneamos a 180ºC por unos 40-45 min.

El molde que usé es de bundtcake, aunque es muy práctico para todo tipo de bizcochos, la verdad es que no usé mantequilla ni harina en las paredes porque no se pega ya que es antiadherente. Su tamaño medio hace que el bizcocho se haga rápido, así que estará horneado en poco tiempo.

 

Una vez horneado, se voltea en un plato y listo, tenemos el típico bizcocho de piña volteado, tiene la piña caramelizada por arriba y el caremelo hace que se vea de color dorado marrón. Tiene un sabor increíble, lo recomiendo por lo fácil que es y porque pega bien en días fríos.

Espero que lo puedan preparar esta versión, porque he visto recetas que no le añaden piña en trozos a la masa y claro, la diferencia es que el bizcocho es un pelín más seco. Pero, sin duda, la fruta hace mucho para que se mantenga aún más jugoso de lo que es, también se puede hacer en cualquier tipo de molde, así que se puede preparar al gusto.

 

 

 

El color del bizcocho es marron por el azúcar que usamos, pero el sabor ¡está buenísimo!

 

Nos vemos en un próximo post. ¡Besitos!

Pueden ver más fotos en Galería tartas>> Bizcocho volteado de Piña

 

1+
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.