Tarta de queso y nutella

image_pdfimage_print

Esta tarta es una combinación de bizcochuelo de vainilla y relleno de cheesecake con cobertura de nutella, pues estaba segura que la combinación funcionaría porque son sabores que pegan. En realidad cuando tienes ingredientes sueltos en casa es fácil crear una tarta rápida para disfrutarla en el momento, es así como me surge probar hacer esta tarta, la recetas son fáciles y rápidas y por supuesto sin duda no durará ni un día porque es tan rica que seguro se terminará enseguida.

Antes de empezar, quería disculparme por ausentarme casi dos meses porque me tomé unas mini-vacaciones sin serlo en realidad, era necesario despejarme porque me han pasado mil cosas, además tenía que ayudar a parte de mi familia con cosas, así que se me fue el tiempo, extrañaba escribir pero sobretodo las tartas son parte ya de mi vida, así que he recargado pilas para otra temporada en el blog.

Empezamos por el bizcochuelo, he creado un post a parte con la base del bizcochuelo es decir para poder sacar medidas exactas sin necesidad de emplear grandes cantidades para una tarta pequeña, ya que esta tarta es de 15cm. de diámetro y sólo usaremos 2 discos de bizcochuelo.

Vamos con la recetas:

  • 2 discos de bizcochuelo de vainilla (ver receta aquí)
  • 300 gr de queso crema tipo philadelphia
  • 70 gr de azúcar
  • 4 láminas de gelatina neutra + 30ml de leche.
  • 200ml de nata para montar
  • 100 gr de nutella
  • virutas de chocolate blanco para decorar (opcional)

 


Preparamos el bizcochuelo, ver receta aquí, o pueden optar por comprar uno hecho. En mi caso es casero.

Dejamos enfríar.

Remojamos la gelatina en agua fría, escurrimos y la calentamos con 30ml de leche en el microondas. Mezclamos y dejamos templar.

 

Vamos con el relleno tipo cheesecake. Batimos el queso crema con el azúcar.

 

Añadimos la gelatina disuelta en leche, y batimos nuevamente hasta integrar.

Agregamos la nata para montar, y batimos hasta montar.

Luego cuando veamos que ha montado, ya tenemos lista la crema de queso.


 

Montamos la tarta:

  • Cortamos dos discos de bizcochuelo
  • Con ayuda del mismo molde del bizcochuelo vamos a necesitar papel vegetal para colocarlo en el fondo, y papel acetato por las paredes así no se pega al sacarlo, otra opción es un aro desmontable.
  • Humedecemos con almibar de vainilla el bizcochuelo por ambos lados.
  • Colocamos el bizcochuelo en el interior del molde.
  • Añadimos la mitad de la crema de queso.
  • Colocamos otro bizcochuelo humedecido.
  • Añadimos la otra parte de crema de queso, alisamos un poquito y listo.
  • Refrigeramos
  • Retiramos del molde, con ayuda de un cuchillo le pasamos al borde.
  • Decoramos a gusto con nutella y virutas de chocolate blanco.

Un truquito para que la nutella se disperse bien en la parte superior, es calentarla unos minutos en el microondas, ya que la tarta es fría al contacto breve se termina enfriando.

La refrigeramos y la servimos fría, está deliciosa, cosa que también se puede comer sin nutella, pero realmente le sienta genial.

¡¡¡Buenísima!!!

♥Esta receta alacanza para una tarta de 15cm de diámetro

 

Espero les guste esta receta sencilla y sin casi esfuerzo, es básica y sobretodo rica, nada como añadir nutella y todo sepa de maravilla, también pueden cambiar la nutella por dulce de leche o mermelada.

Disculpar mi ausencia pero siempre viene bien despejarse algunas veces, estoy de vuelta y espero por mucho tiempo… Hasta el próximo post, ¡besitos!

 

 

Pueden ver más fotos en Galería Tartas>> Tarta de queso y nutella

 

 

 

 

 

 

 

0
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.