Tarta Minnie Mousse 2

image_pdfimage_print

Como siempre digo, Disney y sus famosos ratones son los más solicitados a través de los años. Es tanto el gusto por ellos que siempre que piden hacer algo referente a ellos, lo hago super contenta porque también me encantan, ya sea por lo bonito como por lo infantil, ya que son las cosas que ilusionan.

Esta tarta trata de la cara de Minnie y cómo se puede emplear una plantilla para hacerla. Se podría decir que no es tan complicada salvo por los detalles, como el moño en 3D que le da un toque especial, además de volumen.

Empezamos por hacer el bizcocho y el relleno, luego cubrimos con ganache (Recetas: bizcocho de chocolate, mousse de chocolate blanco y ganache de chocolate), finalmente cubrimos con fondant, alisamos bien y decoramos.

El truco para hacer una cara de Minnie igual o casi perfecta, es sacar una plantilla impresa de la cara. En mi caso, utilicé una imagen de google y la imprimí en papel.

Recortamos la imagen entera de Minnie y alisamos fondant negro, calcamos con un bisturí recortando exactamente por el borde. Antes de mover la pieza se deja secar unos minutos y luego se traspasa la pieza sobre papel vegetal para poder secar por completo, lo hago así para evitar que se distorsione o se estire el fondant, ya que es muy flexible y hay que dejar secar para evitar eso.

Una vez la pieza entera de Minie se esté secando, empezamos por los detalles, como el rostro. Recortamos la propia imagen que tenemos y vamos a estirar fondant color piel, volvemos a repetir lo de recortar por el borde con un bisturí. Nuevamente dejamos secar.

La nariz, los ojos y la boca son casi lo mismo. Es decir, usamos la misma técnica, salvo para las pestañas que lo puedes haces con rollitos bien finos de fodant negro colocándolo por debajo de la pieza del ojo.

Colocamos todas las partes del rostro encima de la pieza de color piel, pegándolas con un pincel y un poquito de pegamento comestible o agua.

Hacemos el moño, que es una pieza rectangular blanca alrededor de 30 cm de largo, y luego aplicamos círculos rosas de fondant con un poquito de pegamento comestible/agua, pasamos ligeramente el rodillo sobre los círculos, así formamos el efecto de tela con topos. Recortamos un rectángulo más pequeño y doblamos, fruncimos y dejamos secar 2 piezas iguales, metemos un poco de papel por el agujero del moño para dar la forma y evitar que se baje el volumen. Recortamos una pieza pequeña para unir el moño por el centro, pegamos y dejamos secar.

Una vez listo el moño podemos montar la tarta. Colocamos la imagen de Minie por encima, aplicamos topos blancos alrededor de la tarta y, además, hacemos un pequeño detalle de moño doble para colocarlo al borde inferior de la tarta.

Finalizamos con el nombre de la cumpleañera en color rosa y con una fuente similar a la de Disney. Así de sencilla es la tarta, pero podéis ver lo bien que queda y, sobre todo, muy infantil. A mí me encantó hacerla.

Estoy segura de que la técnica del puzzle o rompecabezas es la más usada cuando se trata de imagenes concretas y muy populares que no se pueden hacer de otra manera, para que tengan la mayor similitud a lo real. Esta técnica es fácil y rápida pero hay que tener en cuenta que el fondant es flexible y el truco es recortar la pieza un milímetro inferior para que el tamaño al mover la pieza sea casi igual a la imagen de la plantilla.

Espero que les sirva este tutorial sencillo para emplearlo con cualquier otra imagen. Nos vemos en el próximo post. Besitos.

Pueden ver más fotos en Tartas Fondant >> Tarta Minnie Mousse 2

0
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.