Tarta amor eterno

image_pdfimage_print

Esta tarta es una representación de que el amor es duradero, porque recuerdan con ella un aniversario más de boda. Cuando me pidieron el reto de hacer unos toppers semejantes a los novios de hace años, no estaba segura de cumplir las expectativas, ya que la foto que me pasaron era tan borrosa que no podía más que hacer volar mi imaginación con los detalles.

Estaba con ganas de mostrar los pasos de esta tarta, porque los toppers de fondant siempre llevan mucho tiempo si son personajes, porque necesitan secar las piezas y hay muchos detalles. Pero sé que a veces se piensa que son complicados; por eso esta vez quiero mostrar la facilidad con que los hice, aunque lleven su tiempo.

Empezamos por hacer un bizcocho de chocolate, relleno de mousse de chocolate y cubierto de ganache de chocolate. Casi siempre hago esta combinación porque es excelente en sabor y textura y aguanta muy bien el fondant.

Forramos la tarta con fondant, cubrimos bien y alisamos. La decoración que empleé es con volantes, a capas de colores, del más bajo al más fuerte entre 4 tonos. Se trata de estirar el fondant haciendo tiras y pegando alrededor de la tarta empezando de arriba hacia abajo; y, con ayuda de un boleador, ir dando forma a los volantes. Finalmente queda entre rústico y elegante; no sé, me gusta mucho este efecto.

Vamos con los toppers: eran dos muñecos de novios, siempre empiezo con las cabezas porque se tienen que secar para poder añadir detalles. Con dos bolitas de fondant fui dando forma de cabeza y luego la nariz con mis propios dedos apreté un pelín, y la parte ocular con ayuda de un boleador. Además, añadí una sonrisa con una estaca. Dejé secar.

Hice los pantalones del traje con un rollito de fondant negro. Con los dedos fui dando forma y lo doblé en dos, además de añadir los zapatos usando un palillo muy pequeño de madera para sujetarlos a los pantalones. Dejar secar en esa postura de sentado.

Usé, para el tronco y a la vez la chaqueta del novio, un poco de fondant negro en forma cilíndrica, dando forma con los dedos al traje y dejando la parte del cuello libre. Con un bisturí de fondant hice unas marcas en el centro de la chaqueta para simular el corte del traje.

Una vez lista la chaqueta, añadí detalles como la camisa con un poquito de fondant blanco y puse la corbata; di algunos toques con el bisturí para simular el cuello de la camisa y puse el cuello de la chaqueta. Enseguida coloqué la varilla de madera para sujetar el tronco (chaqueta) con las piernas (pantalón), usando pegamento comestible entre ambas partes. Hice el brazo derecho con un cono de fondant negro, puse la mano y le di una postura para unir a la chaqueta. Una vez listo, lo pegué con pegamento comestible y dejé secar.

Uní la cabeza a la varilla de madera, empecé a colocar el pelo dando forma poco a poco al peinado. Usando una estaca de «rastrillo» hice las líneas del pelo, coloqué las orejas y dejé secar.

Ahora con la novia: era un traje sencillo, pero con mucho detalle. Empecé por el tronco: con un cono de fondant blanco fui dando forma al cuello del vestido y con un boleador ayudé a colocar la forma donde van los brazos y la cabeza. Con una estaca fui dando forma de blonda y repujados al vestido. Dejé secar.

Hice las piernas de color blanco con un rollito de fondant y con una pequeña parte de color piel para los tobillos; ya que no se van a ver en absoluto no hacía falta hacerlo todo piel… porque irá el vestido por encima. Añadí los zapatos uniendolos a las piernas por la parte de color piel. Coloqué el tronco (vestido superior) con una varilla de madera y dejé secar uniendo con pegamento comestible.

Estiré fondant para hacer la falda del vestido, sólo uní con pequeños pliegues para darle volumen y luego fui alisando con mis dedos la unión con el tronco. Dejé secar.

Los brazos son ambos iguales, así que mostraré uno. Con un poquito de fondant en forma de cono fui dando forma al brazo y a la vez las mangas del vestido, dando detalles con ayuda de una estaca. Añadí la mano y pegue ambos brazos uno de cada lado. Además hice un pequeño ramo de rosas blancas y fue la unión entre ambas manos sujetando el ramo, pegué con pegamento comestible. Dejé secar.

Coloqué la cabeza, y el detalle del pelo fue sólo un pequeña parte por encima de la frente, porque el tocado era como un gorro cubriendo la cabeza por completo. Finalmente, a ambas figuras les puse los ojos y las cejas, no hacía falta más porque la pareja de novios estaba lista.

El brazo izquierdo del novio lo hice al momento de colocar el toppers en la tarta, porque debía rodear la cintura de la novia.

Coloqué la fecha de aniversario y, finalmente, estaba terminada la tarta.

Es muy romántica la tarta, intenté hacerla con colores suaves y tiernos. Además, como pueden ver, la pareja de novios son más de caricatura para no confundir con lo real, además era un guiño a los trajes de antaño que llevaron en su momento.

Espero que les haya servido de inspiración y intenté hacerlo lo más sencillo posible para que sea fácil de reproducir en otra versión, cambiando detalles se pueden hacer infinidad de novios.

Nos vemos, hasta el próximo post. Besitos

Puedes ver más fotos en Galería de Tartas Fondant>> Tarta amor eterno

 

 

 

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.