Tarta Harry Potter

image_pdfimage_print

Una tarta muy especial de fondant, es una de mis preferidas de momento por la forma y los detalles que tiene. Bueno, en realidad tuve mucho trabajo, pero tampoco puedo decir que fuese complicada, es más laboriosa pero seguro que obtendrán con este post todos los detalles para llenarse de muchas ideas…

Hacía mucho que no actualizaba el blog con una tarta fondant, en verdad son las que llevan más trabajo hacer y publicarlas pero ya por fin tengo esta tarta para aficionados a Harry Potter. Como es de estilo rectangular en foma de libro pueden ver la técnica que empleé para hacerla.

Hice todos los detalles días antes de montar la tarta, salvo la bufanda que, al tener efecto tela sobre una tarta, es mejor hacerla en el momento de montar la tarta, todo lo demás con días anticipados.

La «Golden Snitch», es decir «Snitch Dorada», es la que tiene mayor dificultad, como pueden ver en las fotos del paso a paso, empecé forrando una bola de corcho y luego aplicando delicados hilos de fondant para hacer la forma de las ranuras de la esfera. Tened paciencia y mucha, las alas son como medias lunas e introduje un palillo en cada una y luego hice los flecos, todas las piezas las dejé secar y luego pinté de color dorado (queda claro que es con pintura comestible).

El «Sombrero Seleccionador», es un sombrero con rostro, se hizo muy fácil porque igualmente como la «Golden Snitch» empleé una bola de corcho forrada de fondant, luego le di forma cónica, fui haciendo las arrugas y los ojos con boleadores y estecas, es ir mirando la imágen e ir haciendo las semejanzas más notorias, luego le puse la base y con los dedos hice pequeños pliegues para dar movimiento, finalmente dejé secar.

Las gafas, son muy características por lo sencilla que es, de forma circular perfecta y de tamaño pequeñas. Usando cortadores de galletas en forma de círculo pude hacer esa forma tan perfecta, además las uniones las hice con pequeños trozos, sólo uní la parte central, pero las patillas las dejé secar por separado, para luego colocarlo de mejor manera en la propia tarta.

La varita, fue tallada con estecas como si se tratara de un efecto madera, la verdad no hay más que dos piezas la gruesa verdosa que pueden ver en esta foto es la que tuve más rato haciendo porque tiene ranuras que hice una a una con la esteca. La parte fina es un rollito de fondant y sólo tiene un corte ligero pero sin mucho más, dejé secar por separado y luego lo uní al colocar en la propia tarta.

Las letras, las hice a pulso a mano alzada; es decir, sin molde, así como si se tratara de dibujar sobre fondant con un bisturí con filo para tener un corte perfecto. No hay más, simplemente miraba una imagen del abecedario del estilo de letra de harry Potter y fui haciendo la frase «Feliz Día Sergio».

Realicé la tarta con un bizcocho rectángular de chocolate, duplicando la receta de «bizcocho de chocolate», luego el relleno de mousse de chocolate y cobertura de ganache de chocolate.

Corté el bizcocho en 2 capas, rellené y cubrí de ganache, alisando ligeramente. La verdad es que no me preocupé en que quedara perfecto porque luego alisaría con la capa de fondant, lo que sí hice fue dar un ligero corte en dos y marcar con la espátula, distribuir el ganache con una ligera curva de una lado y del otro.

Cubrí con fondant blanco una mitad, alisando bien los bordes y recortando el exceso, luego repetí lo mismo para el otro lado, así queda la línea formada en medio, será como si estuviera un libro abierto. Empecé a colocar los detalles del libro, hice dos hojas y las coloqué una a cada lado teniendo como referencia la línea central del libro, luego con mis dedos hice pliegues a los bordes de las hojas. Además coloqué un borde fino marrón (que haría de portada) alrededor de toda la tarta. Con la esteca hice finas líneas a modo de semejar las hojas del libro, pinté con pincel grueso de color rojizo-marron, con pintura comestible y cacao, los bordes de las hojas y las líneas de las hojas marcadas sobre el fondant con la esteca.

La bufanda, era el momento de hacer este último detalle porque la tarta ya esta lista para decorar, empecé a estirar fondant rojo y amarillo, cortar cuadrados unirlos y marcar líneas con una esteca y hacer flecos a los bordes, cuando aún está ligeramente flexible podemos transportarla encima de la tarta y colocarla de manera que parezca que tiene movimiento y se trata de hacer pliegues si es posible ayudarnos de papel suave de cocina para introducirlo por debajo del fonant y dejar secar un poco de esa manera, luego se retira el papel y quedará el fondant de la forma deseada.

Coloqué las gafas, las letras, el símbolo, y demás cosas listas y secas aplicando ligeramente pegamento comestible para sujetarlo a la tarta. Así estaría finalmente la tarta terminada. Lleva tiempo, pero queda muy bien a la vista y es un reto hacer los detalles lo mejor posible para dar ese efecto de real.

 

 

 

Espero puedan obtener muchas ideas para eleborar otras tartas, o intentarla hacer en casa, que seguro encantará a cualquiera.

Disfrutad del verano, aún queda pero ya menos en España, y los que me leen y estan lejos pasando frío, tomar un chocolate caliente por mí, que es lo que mejor sabe en invierno.

Hasta el próximo post. Besitos.

Pueden ver más fotos en Galería de tartas fondant>> Tarta Harry Potter

 

 

 

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.