Bizococho de nata

image_pdfimage_print

Por fin después de días volvemos a actualizar el blog, ya era hora, pero a veces es más complicado de lo que parece. Aquí vamos con un bizcocho de nata básico, simple y rápido; pero eso sí: súper delicioso, de ese sabor tan rico que a todos les encanta.

Es un bizcocho tan sencillo que no vas a perder tiempo ni esfuerzo ya que no hay trucos ni ingredientes raros para que salga bien, porque, ya de por sí, su esponjosidad y suavidad hará que tu paladar lo disfrute.

Es perfecto para preparar tartas, y como es básico combina con casi todo, se podría decir que es como el bizcocho de vainilla que se hace para tartas de todo tipo: pues este es igual de rico para combinarlo con el sabor que más te guste, además ya de por sí es riquísimo para comerlo solo o acompañado.

La receta tiene pocos ingredientes así que podrás hacerlo cuantas veces quieras en casa… aquí van los ingredientes:

  • 170 gr de mantequilla
  • 5 huevos
  • 180 gr de harina
  • 160 gr de azúcar
  • 50 ml de nata (crema de leche)
  • 10 gr de polvo de hornear

Precalentamos el horno a tope y al momento de hornear bajar a 180ºC.

Empezamos mezclando la mantequilla (blanda o temperatura ambiente) y el azúcar, y luego batimos hasta blanquear.

Agregamos las yemas de los huevos, seguimos batiendo.

Montamos las claras de los huevos y reservamos.

Agregamos en varias tandas la harina tamizada junto con el polvo de hornear a la vez que las claras montadas; es decir, un poco de harina más un poco de claras, y removemos con movimientos envolventes.

Finalmente, agregamos la nata y mezclamos una vez más hasta integrar todo. Lo tenemos listo, así de fácil. Llenamos el molde y horneamos a 180ºC durante 40-45 minutos. Pinchamos con un palillo para saber si el bizcocho está listo.

♥Esta receta alcanza para un molde de 15 cm de diámetro.

Usé este bizcocho para una tarta rica rica, que próximamente les mostraré.

 


Tengo que contarles la terrible situación que está pasando mi país (Perú) con el fenómeno del Niño, donde toda la costa de norte a sur en su mayoría ha sido tocada con las inundaciones. Pasé mucha angustia días atrás por mi familia y amigos que tengo en Trujillo (costa norte), pero todo parece estar bien ahora, poco a poco vienen las ayudas del gobierno y de muchos países vecinos, todo se esta calmando y esperemos que las lluvias cesen y poco a poco mi país se recupere. En fin, era algo que yo ya he pasado en años atrás cuando vivía en Perú, pero estando lejos se ve diferente y tienes mucha impotencia de no poder ayudar físicamente, hay miles de ayudas virtuales y las donaciones siguen abiertas pero eso ya lo dejo para que cada cual, si tiene corazón y puede hacerlo, lo haga por voluntad propia no porque yo lo diga, este es un blog de recetas, pero no podía dejar de contar todo esto.

 

Hasta el próximo post, besitos.

 

 

0
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.