Bundt Cake básico

image_pdfimage_print

Nada como un bundt cake para aprovechar el invierno en casa. Es clásico para las meriendas frías acompañado de un chocolate caliente uhmmm, y cómo no, para aprovechar lo que haya quedado de las navidades pasadas.

He tardado en volver a escribir, mi tiempo libre ahora lo compagino con hacer deporte y alguna que otra cosa más que surja, pero a pesar de eso intento siempre estar al día con el blog, quiero que pase el invierno, ya que tengo muchas tartas en mente por hacer.

Por ahora les cuento que tenía muchos restos de ingredientes de navidad, como pasas, fruta confitada, nueces… etc, en una tarde me animé a aprovecharlos en este bundt cake muy básico, ya que es sencillo y no tiene muchos pasos. Además, es perfecto para desayunos y meriendas, lo que duró este bundt cake en mi casa fue un par de días, ¡sí! somos muy golosos, y más cuando está rico jijij xD

Este bundt cake es básico porque consta de pocos ingredientes. Luego le pueden añadir frutas confitadas o frutos secos si los tienen o poner lo que gusten. La masa de este bundt cake es muy compacta, así que no hay que preocuparse: es así, pero queda tierno al salir del horno, y sí lo debemos conservar bien tapado para después, siempre será un bundt cake firme pero muy rico. Por eso es perfecto para acompañarlo con una taza de té o leche, chocolate etc. pero realmente esta bueno.

Empezamos por la receta:

  • 250 gr de harina
  • 150 gr de azúcar rubia o de caña
  • 3 huevos
  • 180 gr de mantequilla
  • 100 gr de frutas confitadas
  • 50 gr de nueces troceadas
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 50 ml de leche

Opcional para decorar:

  • 70 gr de chocolate fondant
  • 50 ml de nata
  • Coco rayado

Precalentamos el horno al máximo y luego bajamos a 180º en el momento de hornear.


Batimos el azúcar con la mantequilla (tiene que estar blandita).

Agregamos los huevos uno a uno y batimos bien.

Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura, y batimos (la masa se hace muy compacta).

Agregamos la leche y batimos nuevamente.

La fruta confitada hay que cortarla bien pequeña y agregarle un poquito de harina para poder incorporarlo a la masa.

Finalmente, colocarlo en un molde, el mío era rectángular muy clásico, y repartir bien la masa con una espátula por todo el molde.

Horneamos a 180º C  durante 40 minutos, o hasta que salga un palillo limpio.

A los 15 minutos, debemos pasar un cuchillo por el medio de la masa mientras hornea, así formamos el surco típico de los bundt cake, y la masa no elevará en forma de volcán. Dejar hornear el resto del tiempo.

Podríamos dejarlo así de perfecto sin agregarle ninguna decoración porque está muy bueno de por sí solo. Queda muy rico con la fruta confitada en su interior ¡está muy bueno!

 

 

Para decorar opcionalmente:

  • Mezclamos la nata caliente con el chocolate fondant, así cubriremos por encima del bundt cake un poco de este chocolate.
  • Le agregué coco rayado sobre el chocolate, ya que es una combinación muy rica.

♥El molde que usé es de 23 cm de largo.

Realmente a mí me encantan los bundt cake para invierno, porque apetece mucho acompañarlo de una bebida caliente.

 

 

Hasta el próximo blog. ¡Besitos!

1+
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.