Mousse de chocolate blanco

image_pdfimage_print

Un mousse de chocolate blanco es como otros mousses: suave y esponjoso. Respecto al sabor es dulce y tiene un ligero sabor a chocolate. Digo ligero porque jamás se va a comparar a la intensidad del chocolate negro, el chocolate blanco como lo expliqué en el post de «ganache de chocolate blanco» es muy ligero o más bien no tiene nada de chocolate como tal, sino es más bien las grasas y aceites de los residuos del chocolate normal, así que lamentablemente su sabor es muy ligero y casi nada diría yo.

Es ideal para aquellos que no les gusta el chocolate. Claro que hay gente que no le gusta el sabor del chocolate, por supuesto que sí, he conocido a gente que no le gusta para nada el chocolate, y no lo toleran, es un pecado para mí no comer chocolate, porque soy extremadamente chocolatera, pero tengo ahora claro que no todos somos iguales y el chocolate blanco sería una buena opción para todos ellos. Aunque también tengo que reconocer que su sabor se parece mucho a la nata pero dulce, es porque el chocolate blanco en sus ingredientes además de grasas tiene leche en polvo, azúcares entre otras cosas, por ello su sabor a nata pues como al hacer el mousse se hace con nata aumenta ese sabor, entonces también se podría decir que es recomendable para gente que le gusta la nata montada.

Como lo uso para relleno de tartas fondant y por el peso de éste, debe usarse un relleno consistente que no se baje por eso le agrego gelatina sin sabor. Como he dicho antes, muchas veces es una buena opción para los que les gusta la nata montada, si pusiera nata montada de relleno se bajaría enseguida por el peso del fondant; por eso nunca relleno con nata montada, además de ser muy húmeda como tal no se podría mantener de relleno, pero es una buena idea reemplazarla con un mousse parecido a ese sabor, y el chocolate blanco queda genial para todos esos casos ya sea porque le guste la nata o porque no les gusta el sabor intenso a chocolate.

En general además de relleno también es bueno como postre pero esta vez yo lo prefiero siempre acompañado de algo porque, como expliqué antes, su sabor es ligero así que acompañarlo de fruta o mermelada o galletas le vendría genial 😉  (eso porque me gustan los sabores intensos).

Empezemos con la receta.

  • 400 ml de nata
  • 200 ml de chocolate blanco
  • 5 colas de gelatina sin sabor
  • 100 ml de leche
  • 2 claras

Primero ponemos a remojar las hojas de gelatina en agua fría.

IMG_20150703_151207

Colocamos la leche a fuego medio y agregamos el chocolate blanco, removemos hasta disolver e integrar todo el chocolate a la leche.

IMG_20150626_132253

IMG_20150626_132337

Apartamos del fuego y agregamos las hojas de gelatina, removemos todo hasta integrar. Reservamos.

IMG_20150626_132600

IMG_20150626_132511

A parte vamos a montar las claras a punto nieve.

IMG_20150626_133335

y por otro lado también montamos la nata.

IMG_20150612_115843

Cuando tengamos todo listo vamos a integrar las tres partes suavemente, lo primero es agregar un poco de nata montada al chocolate, así removemos ligeramente y poco a poco vamos a integrarlo al bol de la nata al mismo tiempo ponemos parte de las claras y mezclamos con movimientos envolventes, luego agregamos todo lo restante y así seguimos con movimientos envolventes hasta homogeneizar toda la mezcla.

IMG_20150626_133916

mouseblanco1

mouseblanco2

Luego refrigeramos el mousse en la nevera durante un mínimo de 2 horas.

IMG_20150626_134306

Si lo vamos a tomar de postre usamos los moldes que deseamos, en mi caso usé un aro desmontable pero pueden ser individuales o uno grande y si lo queremos de relleno no hace falta.

Este postre es ideal para acompañarlo al momento de servir con fruta, o con un toque de mermelada, además de galletitas o crispis, lo que más deseemos.

También podemos usarlo de relleno con bizcochos de chocolate, vainilla, de yogurt entre otros.

IMG_20150629_232919

IMG_20150629_232908

IMG_20150629_232955

IMG_20150629_232848

Es muy rico, suave y esponjoso.

IMG_20150629_233136

♥ Esta receta alcanza para rellenar una tarta de 20 cm de diámetro.

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.