Curso con Alma Obregón

image_pdfimage_print

En mi cumpleaños 2015, mi novio me regaló un curso con una respotera que llevo siguiendo desde sus inicios. Se trata de Alma Obregón, creo que no es necesario explicar quién es ella porque todos la conocemos ya sea por la tele o por su blog o por sus libros, revistas, entrevistas, diarios, noticias… etc. Tenía muchas ganas de conocerla pero siempre se me hacía lejano y casi imposible que llegara ese día.

Y cuando supe sobre mi regalo me alegré tanto que no me lo podía creer, hasta que después de varios días me lo creí por fin. Estuve contando los días para ir a Madrid hasta que el sábado 30 de mayo pude cumplir mi sueño.

Soy super fan de lo dulce pero sobre todo cuando supe de Alma por primera vez, me gustó tanto que preparara postres americanos en Europa, de esos postres con los que he vivido toda mi vida, por eso me encantó que ella trasmitiera por la tele los sabores con los cual me he criado. Me era difícil explicar el estilo de postres a mis amigos y conocidos zamoranos, de los cuales no veo con frecuencia en Europa y mucho menos por Zamora, son mis preferidos y eran pocos conocidos aquí, por eso siempre doy referencias de Alma, porque es el ejemplo perfecto y directamente claro de los postres que conozco. Creo que si no fuera por ella no se conocerían muchos postres americanos en España.

El curso al que asistí era de repostería americana. Sí, me sonaba raro ir a un curso «americano» porque ya conozco este tipo de postres. Desde pequeña estoy llena de recuerdos y sabores que no olvido jamás, muchos de ellos los he probado pero nunca he realizado ninguno por mi cuenta, los he visto en pastelerías de mi país y, claro, me hacía ilusión ir a prepararlos y aprender a hacerlos en casa.

Todo lo aprendido en el curso lo voy hacer en mi blog poco a poco e intentaré que todo me salga como a ella (Alma). Sé que si sigo al pie de la letra y viendo lo que vi me van a salir de fijo (confio en ello ja ja), pero bueno, ya les contaré.

alma1

Empezamos por preparar cookies, tartas, muffins, pie, cheesecakes y banoffe con sus respectivas decoraciones. Uno de los postres aprendidos con Alma era uno al que llaman aquí Key Lime Pie, en mi país se llama Pie de Limón, y es un clásico pero clásico de toda la vida, es el postre más vendido: rico y fácil de hacer, pues aprendí hacerlo al estilo de Alma, porque lo había visto en mi familia hacerlo de otra manera con los mismos ingrendientes pero de otra forma de preparar, pero la versión de Alma esta genial, queda igual de rico que en mi país ¡buenisimooo!

Cuando ves a Alma por la tele se ve que tiene un carisma increíble que lo trasmite a los teleespectadores y dan ganas de hacer todos los postres, pero sobre todo por lo sencillo que se ven. Y en este curso he aprendido que realmente es igual que en la tele, no es que me pareciera que fingiera pero no pensaba que era igual en la vida real. Desconfio mucho de la tele porque a veces los personajes que ves no son así en su día a día, pero con ella me equivoqué, puedo decir que es tal cuál la ves: es así de sencilla, alegre y trasmite de una forma que se hace fácil aprender. Conocer de cerca a Alma y a su entorno como su madre, padre, novio y hasta Tris (su perrita, Q.E.P.D. 🙁 ) ha sido genial, me ha hecho sentir como si hubiera ido a casa de una amiga de toda la vida. No hay mucha gente así tan fácil de encontrar y que cuente sus anécdotas reposteras detrás de cámaras, con risas y sin parar de preparar postres mientras tanto. Se me hizo muy ameno y por ello se me hizo super corto. Aunque la mañana se me pasó rápido, hicimos muchas cosas y no paramos de preparar postres (y de hablar jaja) y, si por mí fuera, quería más y más postres por preparar  y que no se terminara el día nunca, eso hubiera sido increíble. Pero todo tiene un final, así que mientras duró pude disfrutar al máximo y conocer gente grande, con tantas ganas como yo de hacer postres siempre; lo pasé genial.

01

(Por protección, he difuminado los rostros de mis compañeras)

03

alma2

Mil gracias a mi novio por darme esta experiencia tan buena y, como les cuento, ha sido el mejor regalo del mundo. He hablado tanto de repostería con él en mi día a día que no sé como me soporta, pero eso sí, todos mis postres que hago le entran con ganas y siempre me dice que haga más … ¡Ay! es que es mi fan número uno, tan chocolatero como yo, así que me conoce a la perfección y sabía que me haría mucha ilusión este regalo: ¡¡gracias, gracias y gracias!! 🙂

Puedes estar al tanto de mis publicaciones y enterarte de todo dando «me gusta» a mi facebook:  https://www.facebook.com/sweetburmester 🙂

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.