Bundt Cake básico

Nada como un bundt cake para aprovechar el invierno en casa. Es clásico para las meriendas frías acompañado de un chocolate caliente uhmmm, y cómo no, para aprovechar lo que haya quedado de las navidades pasadas.

He tardado en volver a escribir, mi tiempo libre ahora lo compagino con hacer deporte y alguna que otra cosa más que surja, pero a pesar de eso intento siempre estar al día con el blog, quiero que pase el invierno, ya que tengo muchas tartas en mente por hacer.

Por ahora les cuento que tenía muchos restos de ingredientes de navidad, como pasas, fruta confitada, nueces… etc, en una tarde me animé a aprovecharlos en este bundt cake muy básico, ya que es sencillo y no tiene muchos pasos. Además, es perfecto para desayunos y meriendas, lo que duró este bundt cake en mi casa fue un par de días, ¡sí! somos muy golosos, y más cuando está rico jijij xD

Este bundt cake es básico porque consta de pocos ingredientes. Luego le pueden añadir frutas confitadas o frutos secos si los tienen o poner lo que gusten. La masa de este bundt cake es muy compacta, así que no hay que preocuparse: es así, pero queda tierno al salir del horno, y sí lo debemos conservar bien tapado para después, siempre será un bundt cake firme pero muy rico. Por eso es perfecto para acompañarlo con una taza de té o leche, chocolate etc. pero realmente esta bueno.

Empezamos por la receta:

  • 250 gr de harina
  • 150 gr de azúcar rubia o de caña
  • 3 huevos
  • 180 gr de mantequilla
  • 100 gr de frutas confitadas
  • 50 gr de nueces troceadas
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 50 ml de leche

Opcional para decorar:

  • 70 gr de chocolate fondant
  • 50 ml de nata
  • Coco rayado

Precalentamos el horno al máximo y luego bajamos a 180º en el momento de hornear.


Batimos el azúcar con la mantequilla (tiene que estar blandita).

Agregamos los huevos uno a uno y batimos bien.

Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura, y batimos (la masa se hace muy compacta).

Agregamos la leche y batimos nuevamente.

La fruta confitada hay que cortarla bien pequeña y agregarle un poquito de harina para poder incorporarlo a la masa.

Finalmente, colocarlo en un molde, el mío era rectángular muy clásico, y repartir bien la masa con una espátula por todo el molde.

Horneamos a 180º C  durante 40 minutos, o hasta que salga un palillo limpio.

A los 15 minutos, debemos pasar un cuchillo por el medio de la masa mientras hornea, así formamos el surco típico de los bundt cake, y la masa no elevará en forma de volcán. Dejar hornear el resto del tiempo.

Podríamos dejarlo así de perfecto sin agregarle ninguna decoración porque está muy bueno de por sí solo. Queda muy rico con la fruta confitada en su interior ¡está muy bueno!

 

 

Para decorar opcionalmente:

  • Mezclamos la nata caliente con el chocolate fondant, así cubriremos por encima del bundt cake un poco de este chocolate.
  • Le agregué coco rayado sobre el chocolate, ya que es una combinación muy rica.

♥El molde que usé es de 23 cm de largo.

Realmente a mí me encantan los bundt cake para invierno, porque apetece mucho acompañarlo de una bebida caliente.

 

 

Hasta el próximo blog. ¡Besitos!




Tarta playa (modelado personaje)

Una tarta más de fondant que recrea un escenario con un personaje en la playa, la idea de esta tarta es recordar un momento especial de esa persona que le hace ilusión, para ello realicé un modelado del personaje de manera sencilla y de forma de caricatura.

El diseño era simple, es un personaje sentado en una roca en la playa, por eso el personaje toma mucha importancia en esta tarta por lo que me centré en hacerlo lo más semejante a la persona; es decir, con sus propias características pero sin ser realiasta, es más bien de forma de caricatura.

El topper del personaje lo hice un par de días antes de la tarta para que pueda secar y endurecer y colocarse en la tarta sin problema, así que hice un modelado muy sencillo pero con varios pasos para recrear el rostro y el cuerpo.

Primera parte:

Empecé por el rostro, formando una bola de masa podemos dar forma con un boleador a la zona ocular. Luego apreté ligeramente para crear la nariz pegué una pequeña bolita de masa, con un puntero hice dos agujeros nasales pequeños en la zona para finalizar la forma de la nariz. Con una estaca de punta fui dando forma a la boca, era un sonrisa sencilla, luego hice dos bolitas muy finas de color negro y las coloqué en la zona ocular, creando así los ojos.

El pelo de este personaje es corto, pero para poder asemejarlo a la persona lo hice con un poco de masa pegando en la cabeza y, poco a poco, agregando porciones pequeñas de masa para dar volumen en la parte superior de la cabeza, además creando la forma del peinado con un bisturí para hacer las separaciones del pelo. Pegué las orejas y las cejas para definir las características.

Dejé secar la cabeza durante unas 6 horas.

Segunda parte:

El cuerpo es más sencillo que la cabeza, ya que las formas son básicas sin exceso de detalles. El tronco del cuerpo era una camiseta y un pantalón corto.

Empecé por el pantalón corto de color verde; no es más que una bola de masa achatada y con un boleador grande dividir las zonas donde iran las piernas, luego poner algún detalle del color blanco del pantalón, finalmente acomodarlo en la roca donde irá el personaje al completo.

La camiseta es un trozo de masa igualmente modelada en forma rectángular y con las estacas ir quitando parte de masa de la zona del cuello para colocar luego masa de otro color. Coloqué una varilla de madera por dentro y dejé secar. Esta parte del tronco es donde irá por dentro una varilla de madera atravesando toda la camiseta que unirá la cabeza y el pantalón corto.

Las mangas de la camiseta irán pegadas a los brazos; por eso las formé aparte, son dos trozos de masa en forma cónica y con un boleador ir dando profundidad a la manga, introduciendolo poco a poco.

Con una pequeña cantidad de masa aplicamos en el borde de la camiseta formando el cuello. Dejamos secar.

Tercera parte:

Para las extremidades empezamos por los brazos con un rollito de masa vamos alargando y dejando una bolita en el extremo para formar de ahí la mano, aplastamos la bolita y separamos con un bisturí en dos partes la mano, finalizamos cortando con el bisturí cada dedo de la mano. Colocamos la manga de la camiseta y ya está listo para colocar en la camiseta dando una postura al brazo.

Las piernas, de igual manera que el brazo, con un rollito de masa vamos alargando y dejamos una bola de masa más grande que la mano y luego doblamos ligeramente para crear el pie, con el bisturí marcamos los dedos del pie. Colocamos las piernas en el extremos del pantalón corto y damos la postura deseada.

Finalmente, introducimos la cabeza en la barilla de madera que une el tronco, es así que recién dejamos secar por completo.

La tarta la hice con la receta de siempre: bizcocho de chocolate, relleno de mouse de chocolate y cubierta de ganache de chocolate. Luego forré de fondant de dos colores, primero una parte en beige y otra en azul, esto hace que divida el mar de la arena. Para la arena coloqué galleta molida para formar el nombre del personaje, como si escribieramos en arena de playa, ese es el efecto. El mar era un parte pequeña, así que las olas del mar las hice con glasa real, con una estaca aplanando la bolita de glasa, así de simple.

Decoré con detalles marinos, conchas, estrella y rocas del mar al borde de la tarta.

Esta tarta no tiene nada en especial más que el modelado del personaje, por ello el topper es el principal elemento y en el cuál se centra este post.

Espero que puedan recrear el personaje de su elección para decorar una tarta muy personalizada. El tutorial del modelado se aplica a casi cualquier personaje.

Hasta el próximo post. Besitos.

Pueden ver más fotos en galería de Tartas Fondant>> Tarta Playa

 

 

 




Roscón de Reyes

Iniciamos un año nuevo, y finalizamos las fiestas con los reyes, es el primer blog del año así que buen inicio… El año pasado prometí aprender a hacer el roscón de reyes, jamás me había atrevido hacer masas fuertes con levadura fresca, ya que suelen tener siempre un proceso de espera largo en levar. Dado que me picaba la curiosidad en hacer mi propio roscón de reyes por variar el relleno a nuestros gustos y no pedir siempre el mismo sabor en las pastelerías, opté este año por hacerlo.

Este roscón no es con la receta tradicional, es un poco más sencillo de hacer porque no lleva “masa madre”, cosa que nos facilita en hacerlo y en tiempo, pero queda igual de rico que el tradicional.

Soy de las chicas prácticas; es decir busca, lo fácil y rápido pero no por ello con sabor malo. Al contrario, sí que busco lo mejor y lo más rico para hacer.

Esta receta es medianamente fácil pero lleva tiempo, y pueden invertir tiempo en amasar a mano o en máquina como lo prefieran. En mi caso usé la amasadora, el sabor de esta receta es igual o casi igual a la receta con masa madre de los roscones españoles (digo españoles porque en otros países le ponen otra decoración y otros ingredientes que varian al que se hace aquí en España), puedo decir que la miga del roscón es súper tierna y esponjosa, y perfectamente combinable con cualquier relleno.

Para la masa del Roscón:

  • 500 gr Harina de fuerza
  • 2 huevos
  • 15 gr Levadura fresca
  • 120 gr Azúcar
  • 3 Cucharadas Agua de Azahar 
  • Ralladura de naranja
  • Ralladura de limón
  • 120 ml leche
  • 1 pizca de sal
  • 120 gg Mantequilla a temperatura ambiente

Decoración:

  • 1 Huevo batido
  • Fruta confitada o escarchada
  • Almendra en láminas
  • 30 gr Azúcar

Empezamos por tener un ambiente en la cocina de entre 23º-24º grados de temperatura, si lo hacen en invierno muy frío poner la calefacción para obtener una temperatura media. Es totalmente necesario para que la masa pueda levar.

Vamos a calentar la leche un poco para hacerla tibia o ligeramente caliente, agregamos en ella la levadura fresca, removemos bien hasta disolver.

Por otra parte, batimos ligeramente los huevos  y agregamos la leche con la levadura disuelta, batimos para intregrar.

Agregamos el azúcar, removemos con las barillas una vez más.

Enseguida ponemos las cucharadas de agua de azahar, la rayadura del limón, la harina tamizada y la pizca de sal. Es el momento de empezar amasar.

Una vez la masa se ha formado, agregamos la mantequilla a temperatura ambiente, muy blanda,  y seguimos amasando.

Amasamos bien durante casi una hora para desarrollar el gluten y la masa se haga casi elástica. Si ponemos máxima potencia en la amasadora puede tardar 30 minutos en conseguir una masa perfecta; si no, hacedlo a media velocidad por más tiempo. Paramos de amasar cuando formemos una membrana con la propia masa, y se haga casi transparente y no se rompa, si se rompe la masa quiere decir que debemos seguir amasando hasta conseguirlo, como muestro en la foto 😉

Una vez se ha conseguido una masa casi elástica, podemos formar una bola y dejar reposar en un bol (previamente engrasado) a una temperatura entre 23-24ºC grados durante 2-3 horas para levar, cuando haya casi triplicado su tamaño.

Una vez ha levado perfectamente, debemos retirar del bol y deshinchar la masa; es decir, quitar el aire; y lo hacemos aplastando la masa hacia dentro formando así una bola lisa por una lado.

Cuando se ha formado una bola, introducimos un dedo en el centro de la masa, y formamos poco a poco el roscón, dando forma circular, con un agujero de 15 cm de diámetro aproximadamente, y vamos con estirando hacía arriba y peñiscando la masa para templar y dejarla lisa por abajo, de manera que quede muy lisa y estirada por un lado (será el lado bueno del roscón). Así, bien templada damos la vuelta al roscón y dejamos levar 2 horas, otra vez con una temperatura de 23-24ºC.

 


Luego de levar por segunda vez, vamos a decorar:

  • Necesitamos un huevo batido para untar todo el roscón
  • Con la fruta escarchada (o confitada) vamos a ponerle a nuestro gusto
  • El toque especial de azúcar escarchada la formamos con un poquito de azúcar húmeda (en gotas de agua o agua de azahar) y repartimos un poco por el roscón.
  • Y por último ponemos almendra láminada muy bien repartida

Es momento de hornear, sobre una bandeja con papel de horno (papel vegetal), lo hacemos a 180ºC  durante 30-35 minutos, o hasta incar un palillo y que salga limpio.

 


Pueden rellenar el roscón con un relleno tradicional como crema pastelera o nata montada. También pueden arriesgar un poco y variar el relleno por otro como: trufa de chocolate, o crema diplomática (ese fue mi caso)

En caso es que pueden optar por rellenar que es lo habitual en España, o dejarlo sin relleno, de igual manera el roscón es tan rico que se come de maravilla solo o acompañado.

Espero que este año hayan disfrutado de un feliz día de reyes y que sino creen en ello, al menos el roscón haga ilusionar al más incrédulo.

♥ Este roscón alcanza para 8 buenas porciones, para evitar quemar la fruta y dorarse en exceso poner un papel aluminio por encima al momento de hornear.

Hasta el próximo blog. Besitos